Declaración de artista

Como artista investigo alternativas en el arte que me posibiliten aplicarlas a los aconteceres que irrumpen abruptamente en la   vida cotidiana,  que partiendo de los presupuestos de concepción del arte tradicional, y sin menoscabo de las tradiciones y su evidente y consolidado legado, me induzcan a la exploración de otras posibilidades u opciones de reflexión y concreción de manifestaciones artísticas, que desde el arte, me permitan explorar nuevos caminos sin recurrir de facto a las técnicas tradicionales para su formalización y concreción.
 
En mi trayectoria y en el desarrollo de mi proceso creativo he concebido distintas series,  conjuntos de obras que me posibilitan hacer reflexión sobre distintos temas, generalmente con marcados rasgos autobiográficos,  tal es el caso de la “minería” y los problemas que de ella se derivan, pues es evidente que además de ser un tema que me toca directamente, es de tiempo atrás el primer problema de orden regional, debido a que contribuye a la contaminación ambiental, vulnerando los derechos de la población a partir de la contaminación del agua y del suelo que está produciéndose en la actualidad.
 
Mi obra actual cobra relevancia porque con ella llamo la atención a que si no hacemos algo por mantener nuestro medio ambiente saludable y seguimos afectando el agua, el suelo, el aire, las personas, los animales, etc.; en un futuro cercano no tendremos un lugar saludable, atentando contra la salud de toda la población, así que depende de nosotros que tomemos conciencia y hagamos tomar conciencia a la población de lo importante que es tener nuestro medio ambiente sano y poder aportar a la no destrucción de nuestro planeta.
 
En la actualidad la contaminación ambiental es el primer problema de la salud pública nacional y mundial, por ello es fundamental identificar la problemática ambiental, en la cuenca del Sinifaná por ejemplo, y en las muchas regiones de Colombia que se ven hoy afectadas por esta problemática. La contaminación ambiental se da desde que se creó la tierra, como un ciclo natural del mismo, pero a medida que el hombre fue evolucionando y sobre todo en el siglo XXI, la contaminación se aumentó de una forma indiscriminada, que expresa fundamentalmente que aunque los avances tecnológicos nos ofrecen posibilidades que pueden minimizar sensiblemente el uso indiscriminado de algunos recursos naturales vitales para la sobrevivencia, como el carbón, el agua y los árboles, continuamos abusando de ellos. De modo tal, que la agresiva explotación de los recursos naturales a través de la minería, sin ningún control, ponen en riesgo inminente la preservación del medio ambiente.
 
Mi proceso de producción artística actual lo desarrollo a través de técnicas mixtas que consisten en acudir a otros recursos no convencionales como por ejemplo la hulla (carbón mineral), objetos encontrados en campo, fotografías, materiales diversos de uso en la actividad minera y toda suerte de alternativas que me provee el terreno objeto de investigación, permitiéndome todos ellos manipularlos y acercarlos al proceso creativo.
En el trabajo que desarrollo actualmente aparecen una serie de obras bidimensionales, tridimensionales (una suerte de pinturas escindidas que se salen del plano bidimensional tradicional para convertirse en grandes instalaciones), un inventario de objetos de uso domestico intervenidos, u objetos que con sentido escultórico e integrados hacen alusión muy puntual al desolador paisaje que observamos hoy como consecuencia de la minería.